Conozca el futuro del transporte urbano: el autobús

“Jason Bordoff (@JasonBordoff), un ex asesor de energía del presidente Obama, es profesor de práctica profesional en asuntos internacionales y públicos y director fundador del Centro sobre Política Energética Global de la Universidad de Columbia.

Con el aumento de la densidad urbana viene el empeoramiento de la congestión del tráfico que puede paralizar la movilidad, dañando la calidad del aire, la productividad económica y los niveles de estrés. Para combatir el tráfico, la ciudad de Nueva York está expandiendo su sistema público de bicicletas compartidas, impulsando la inversión en el sistema de metro descuidado durante mucho tiempo e imponiendo un recargo a los servicios de transporte, entre otros. Otras ciudades han adoptado precios de congestión. Y las soluciones futuristas van desde volar taxis hasta vastas redes de túneles.

Pero una opción de transporte más aburrida está a punto de transformar la movilidad urbana: el autobús.

Los viajes en autobús siempre han sido ridiculizados. Es lento, ya que los autobuses deben navegar por el tráfico. Es ruidoso y sucio. Simplemente visite una estación de autobuses para oler los gases del diesel, inhalar el humo del diesel en sus pulmones, o luchar para ser escuchado por encima del rugido de los motores diesel.

Pero la innovación está cambiando el autobús tal como lo conocemos. Los autobuses eléctricos de nueva generación son más silenciosos y lisos que los que funcionan con diesel actualmente. Ellos arrojan mucha menos contaminación, también. Un estudio de la National Academies of Sciences descubrió que los autobuses eléctricos producían emisiones de material particulado y de invernadero significativamente más bajas que aquellos con motores diesel, incluso después de considerar el combustible para generar la electricidad. A medida que su rango se extiende y los precios siguen bajando, es probable que asuman una parte mucho mayor del tránsito urbano. Una cuarta parte de las nuevas ventas de autobuses en China ya son eléctricas.

A pesar de toda la publicidad sobre los autos eléctricos, los autobuses eléctricos ya han llevado a una reducción en el uso del petróleo seis veces mayor que la causada por los vehículos eléctricos de pasajeros (VE), según la firma de investigación Bloomberg New Energy Finance. El número de autobuses eléctricos en la carretera en todo el mundo en 2017 fue más del doble que hace dos años, según las Academias Nacionales de Ciencias…”

Link a la noticia completa

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *