El cargado de vehículos eléctricos a bajas temperaturas podrían presentar nuevos desafíos para conductores

“Nuevas investigaciones de  Idaho National Laboratory (INL) sugieren que los vehículos eléctricos podrían enfrentar mayores tiempo de recarga cuando las temperaturas descienden. La razón: Bajas temperaturas afectan las reacciones electroquímicas dentro de la celda, y los sistemas abordo de control de batería limitan la velocidad de carga para evitar dañarla.”

“El nuevo estudio, el cual buscó en archivos de una flota de vehículos eléctricos (EV) taxis en la ciudad de Nueva York, fue publicado la semana pasada por la revista Energy Policy.

Investigadores de Baterías han sabido acerca de la degradación de la eficiencia de carga en condiciones de baja temperatura desde un largo tiempo,” dijo Yutaka Motoaki, un investigador de EV con el grupo de investigación Vehículos Avanzados del INL.

Pero la mayor parte del conocimiento actual proviene de experimentos con pequeñas baterías de laboratorios, no de datos de grandes baterías de vehículos eléctricos en condiciones del mundo real. Además, los fabricantes de EV a menudo proveen estimaciones aproximadas de los tiempos de carga, y típicamente no especifican el rango de condiciones para las cuales esas estimaciones aplican.

Queremos responder una interrogante: ¿Cuál es el efecto de la temperatura sobre el paquete de baterías?” dijo Motoaki. “¿Cuál es el efecto de la degradación en la eficiencia de carga sobre el desempeño del vehículo?”

Motoaki y sus colegas analizaron datos de la flota de Nissan Leafs operando como taxis sobre aproximadamente 500 eventos de Carga Rápida de Corriente Directa (DCFC, Direct Current Fast Charge). La temperatura de carga en los eventos varió desde 15°F (-9.4°C) hasta 103°F (39.4°C).

Los investigadores encontraron que el tiempo de carga incremento significativamente cuando el clima era enfrió. Cuando una batería de EV fue cargado a 77°F (25°C), un cargador DCFC podía cargarla batería hasta al 80% de capacidad en 30 minutos. Pero a 32°F (0°C), el estado de la batería era un 36 por ciento menos de capacidad para la misma cantidad de tiempo.

Y, mientras más descendía la temperatura, mayor era el tiempo que tomaba en cargar la batería. Bajo las condiciones más heladas, la velocidad de carga fue aproximadamente 3 veces más lenta que a temperaturas más cálidas.

Es importante notar que un clima frío sólo afectará a conductores de EV bajo circustancias específicas, dijo Motoaki. Por ejemplo, las personas que cargan su EVs en un taller o cochera cálido y usan sus EVs para desplazarse dentro del rango de su batería podrían no experimentar muchos inconvenientes. Disminuir la economía de combustible en climas fríos es un bien conocido fenómeno con los vehículos a gasolina y diésel.

Pero el tiempo de carga en temperaturas frías pueden hacer gran diferencia para conductores de taxi, ya que cada minuto que pasan cargando un vehículo es un minuto en que el conductor no está haciendo dinero.

Existe un montón de desconocimiento acerca de cuál sería la experiencia del vehículo del dueño si ellos conducen en Maine o Michigan,” dijo Motoaki

La investigación plantea las preguntas no sólo para consumidores de EV, sino también para proveedores de servicios e infraestructura de recarga. Por ejemplo, la localización o abundancia de infraestructura de recarga puede que necesite ser diferente en climas más fríos, y los servicios de electricidad pueden ver que el uso de electricidad varía según cambia las estaciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *