La comunidad MOVE refuerza capacidades y discute opciones para acelerar la transición a la movilidad eléctrica de forma articulada entre los actores más relevantes. En sus formaciones participan expertos, funcionarios públicos y del sector privado para intercambiar experiencias y conocimiento sobre el proceso de cambio a la movilidad eléctrica en Latinoamérica. MOVE también facilita entrenamientos presenciales y apoyo técnico a los gobiernos y ciudades interesados.