Los fabricantes reclaman la ayuda institucional para impulsar el coche eléctrico

Nunca he sido propietaria de un coche”.

“La rotundidad de Kate White, subsecretaria de Política Medioambiental del Estado de California, enmudeció al auditorio. Sobre todo procediendo del paraíso del automóvil,

Hay una adicción al coche, como si fuera una parte más de la familia”, lamentó

De las 20 ciudades con más vehículos por familia, 17 son californianas, según el Gobierno de los Estados Unidos. Como resultado, en 2017 volvió a ser el Estado con la peor calidad del aire. La reducción de las emisiones de gases contaminantes centró el congreso Movin’On que se acaba de celebrar en Montreal (Canadá) con la asistencia de unos 5.000 ejecutivos y expertos del sector. Los fabricantes de automóviles coincidieron en ese objetivo, para el que pusieron sobre la mesa las dos principales tendencias que afronta el automóvil: la electrificación, para la que reclamaron más apoyo institucional y de la propia industria, y el pago por uso y no por poseer un vehículo.

California, la quinta economía mundial, libra hoy una batalla contra la Administración de Donald Trump, que quiere relajar los límites de contaminación. Pero el modelo del presidente estadounidense no es el de White, que defendió el Acuerdo de París del que se ha retirado Estados Unidos. El suyo está en Europa.

Ahí está Barcelona. El 60% de la ciudad será para los peatones y las bicicletas. Y eso sí permitirá reducir las emisiones y congestiones”

afirmó. La misma preocupación compartió la alcaldesa de Montreal, Valérie Plante, cuya primera decisión ha sido la compra de 300 autobuses públicos.

Los ciudadanos están abiertos cada vez a más opciones, pero vemos cómo el parque de coches crece por encima de lo que lo hace la población“,

sostuvo en el foro organizado por Michelin, quien invitó a este diario a asistir a las conferencias.

Los fabricantes están preparándose para ese cambio. Entre el 23% y el 25% de las emisiones proceden del transporte, y el ‘boom’ de la logística no hace sino aumentar esa proporción. Pero no lo hacen solo por cuestiones medioambientales, sino también económicas. Brigitte Courtehoux, directiva del comité ejecutivo de PSA (fabricante de Peugeot, Citröen y Opel), recordó que ahora los ciudadanos buscan a diario la mejor alternativa para desplazarse.

El usuario debe poder elegir y debemos darle la solución más adecuada a sus necesidades”,

explicó. Y esa respuesta no siempre es el coche. Por ello, Courtehoux apostó por la unidad de negocio de PSA Free2Move, que ofrece servicios de coche compartido y alquiler de automóviles, escúteres y bicicletas.”

Link a la noticia completa

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *