Entradas

NREL Research determina que la integración de los vehículos eléctricos enchufables debería jugar un gran papel en la futura planificación del sistema eléctrico

“Una afluencia de vehículos eléctricos enchufables (PEV) que se cargan sin coordinación podría ser desafiante para la red eléctrica nacional, según una investigación realizada por el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL) del Departamento de Energía de Estados Unidos.

Matteo Muratori, ingeniero de sistemas de transporte y energía en NREL y autor del nuevo artículo de Nature Energy, Impacto de la carga de vehículos eléctricos enchufables no coordinados en la demanda de energía residencial, creó una simulación por computadora para explorar los efectos de la carga en el hogar la cuadrícula.

Para obtener todos los beneficios de la electrificación de vehículos será necesario un enfoque a nivel de sistemas que trate a los vehículos, edificios y la red como una red integrada, dijo Johney Green Jr., director asociado de laboratorio de NREL para Ciencias de Ingeniería Mecánica y Térmica.

La investigación previa sobre la cantidad de energía requerida por los hogares no ha tenido en cuenta los vehículos eléctricos enchufables, dijo Muratori, quien tiene un Ph.D. en ingeniería mecánica. Dado que cada vez más personas eligen conducir este tipo de vehículos y cobrarlos en el hogar, esta demanda adicional no debe pasarse por alto.

La simulación concluyó que una participación de mercado de PEV de hasta 3 por ciento, que se traduce en aproximadamente 7,5 millones de vehículos, no tiene un impacto significativo en la demanda total de energía residencial. Más de 600,000 vehículos eléctricos enchufables ya estaban en camino a finales de 2016, una cifra que incluye alrededor de 150,000 vendidos durante el año.

Muratori también analizó el impacto que la carga de PEV podría tener en un transformador de distribución residencial. En este caso, surge un problema cuando los automovilistas reunidos en un área geográfica comenzaron a comprar estos vehículos y enchufarlos para recargarse al regresar a casa, una práctica conocida como carga descoordinada. Incluso sin un gran número de vehículos pesados ​​en la ruta, este efecto de agrupamiento aumentará significativamente la demanda pico vista por los transformadores de distribución y podría requerir actualizaciones a la infraestructura de distribución de electricidad, según el documento de Muratori…”

Link a la noticia completa.