Entradas

NREL Research determina que la integración de los vehículos eléctricos enchufables debería jugar un gran papel en la futura planificación del sistema eléctrico

“Una afluencia de vehículos eléctricos enchufables (PEV) que se cargan sin coordinación podría ser desafiante para la red eléctrica nacional, según una investigación realizada por el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL) del Departamento de Energía de Estados Unidos.

Matteo Muratori, ingeniero de sistemas de transporte y energía en NREL y autor del nuevo artículo de Nature Energy, Impacto de la carga de vehículos eléctricos enchufables no coordinados en la demanda de energía residencial, creó una simulación por computadora para explorar los efectos de la carga en el hogar la cuadrícula.

Para obtener todos los beneficios de la electrificación de vehículos será necesario un enfoque a nivel de sistemas que trate a los vehículos, edificios y la red como una red integrada, dijo Johney Green Jr., director asociado de laboratorio de NREL para Ciencias de Ingeniería Mecánica y Térmica.

La investigación previa sobre la cantidad de energía requerida por los hogares no ha tenido en cuenta los vehículos eléctricos enchufables, dijo Muratori, quien tiene un Ph.D. en ingeniería mecánica. Dado que cada vez más personas eligen conducir este tipo de vehículos y cobrarlos en el hogar, esta demanda adicional no debe pasarse por alto.

La simulación concluyó que una participación de mercado de PEV de hasta 3 por ciento, que se traduce en aproximadamente 7,5 millones de vehículos, no tiene un impacto significativo en la demanda total de energía residencial. Más de 600,000 vehículos eléctricos enchufables ya estaban en camino a finales de 2016, una cifra que incluye alrededor de 150,000 vendidos durante el año.

Muratori también analizó el impacto que la carga de PEV podría tener en un transformador de distribución residencial. En este caso, surge un problema cuando los automovilistas reunidos en un área geográfica comenzaron a comprar estos vehículos y enchufarlos para recargarse al regresar a casa, una práctica conocida como carga descoordinada. Incluso sin un gran número de vehículos pesados ​​en la ruta, este efecto de agrupamiento aumentará significativamente la demanda pico vista por los transformadores de distribución y podría requerir actualizaciones a la infraestructura de distribución de electricidad, según el documento de Muratori…”

Link a la noticia completa.

Vehículo eléctrico enchufable – Análisis nacional de infraestructura

“Este informe aborda la cuestión fundamental de la cantidad de infraestructura de carga de vehículos eléctricos enchufables (PEV), también conocida como Equipo de Suministro de Vehículos Eléctricos (EVSE por sus siglas en inglés) y que se necesita estar en los Estados Unidos para admitir vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV) y vehículos eléctricos de batería (BEV). Este estudio complementa las iniciativas EVSE en curso al proporcionar un análisis exhaustivo de los requisitos nacionales de infraestructura de carga de PEV. El resultado es una estimación cuantitativa para una red de EE. UU. No residencial (pública y laboral).

¿Qué se necesitaría de EVSE para apoyar una adopción más amplia de PEV? Así mismo, el análisis proporciona orientación a las partes interesadas públicas y privadas que buscan proporcionar cobertura de cobro a nivel nacional, mejorar el caso de negocio EVSE maximizando la utilización de la estación y promover el uso efectivo de las inversiones de infraestructura privada / pública.
El análisis se organiza alrededor de la red EVSE no residencial requerida para cumplir con las expectativas de cobertura del consumidor y para satisfacer la demanda del consumidor en escenarios de alta adopción de PEV. Las estimaciones de cobertura y demanda de carga necesarias para atender los crecientes mercados de PEV están hechas para las comunidades donde viven las personas y los corredores de autopistas en los que viajan”

Descargar  aquí.

La red de carga californiana, lista para recibir la llegada masiva del coche eléctrico

“Un estudio basado en los datos de California determinó que la red eléctrica de ese estado está preparada para soportar la carga de cientos de miles de coches eléctricos. Según los resultados del informe publicado por la consultora Synapse Energy Economics, los vehículos eléctricos no están afectando al normal funcionamiento de la red del estado, mucho menos de colapsarla.

Desde 2012, los reguladores de California han requerido que los tres organismos de servicios públicos (Pacific Gas and Electric, Southern California Edison y San Diego Gas and Electric) presenten informes sobre cómo los coches eléctricos afectan la red local. California tiene más de 350.000 vehículos eléctricos, muchos de ellos agrupados en ciertos vecindarios, y el gobierno se muestra muy interesado en las consecuencias del crecimiento de la industria.

“Los vehículos eléctricos no están destruyendo la red” es el título del documento publicado por Synapse Energy Economics –firmado por Avi Allison y Melissa Whited– acerca de que la red red existente en California puede albergar de forma confiable cientos de miles de vehículos eléctricos.

Hasta la fecha, solo una pequeña fracción de las áreas de servicio eléctrico ha requerido mejoras en el sistema de distribución o en la línea de servicio a causa de los coches eléctricos. De los 5 mil millones de dólares (4.150 millones de euros) que las tres empresas de servicios públicos de California gastan anualmente para mantener sus sistemas de distribución, aproximadamente 610.000 dólares (510.000 euros) –menos del 1%– se atribuyeron a las actualizaciones a causa de los coches eléctricos.

Sin embargo, el informe recomienda que las empresas de servicios públicos actúen ahora para garantizar que la carga de coches eléctricos se integre de forma sostenible en la red. Un vehículo eléctrico típico puede extraer instantáneamente una cantidad de energía comparable a la de una casa unifamiliar, por lo que pequeños ajustes a través del tiempo garantizarían el buen funcionamiento de la red eléctrica.”

Link a la noticia completa

¿Está preparado el mundo para que todos tengamos coche eléctrico?

Estos vehículos a baterías suponen tan solo el 0,07% del parque automovilístico en España. No constituyen una carga importante en el consumo nacional de energía, pero, ¿qué pasaría si todos los coches fueran eléctricos ahora mismo? ¿Estaría la red preparada para que todos nos desplazáramos?

Lo está, afirma Rafael Sánchez, responsable de estudios de análisis industrial de Endesa. La red podría alimentar todo un parque automovilístico como el actual [más de 28 millones de coches en España], pero eléctrico, siempre que la carga se organizase de manera inteligente, añade el economista. Sánchez se refiere a que las baterías se llenen durante las horas valle del día, justo en los momentos en los que la demanda de energía por parte de los usuarios es menor, como la madrugada, y que la recarga rápida quede como respaldo puntual durante el día.

Por el contrario, cargar el vehículo eléctrico en los momentos de mayor demanda, como ciertos tramos de la tarde, cuando los aparatos en hogares y comercios están a pleno rendimiento, saturaría la red. La infraestructura eléctrica de España es capaz de producir y distribuir más energía de la que normalmente se necesita para abastecer a los usuarios durante los puntos de máxima demanda que suelen darse en momentos puntuales del invierno y del verano. “Nuestro sistema está preparado para generar una cantidad mayor de la que se necesita habitualmente [dispone de una potencia instalada de 106 teravatios, con el 40% de capacidad adicional para cubrir las máximas demandas]”, explica Sánchez. El margen de la red para incorporar nueva demanda en los periodos valles se encuentra entre el 40% y el 60%, de acuerdo con Endesa.

La gente piensa que la mayor parte de la energía se utiliza para generar electricidad, pero este uso solo constituye un 20% de la energía primaria total que se consume en España. Al transporte, por ejemplo, se destinan dos quintos, el doble, argumenta Paco Segura, coordinador general de Ecologistas en Acción. De hecho, el sector de mayor consumo de petróleo sigue siendo el transporte, con el 67%. En España solo el 10% de la electricidad viene de la combustión del fuel y el 25% del gas natural…”