The advent of electric vehicles (EVs) promises to be a game-changer for the world’s shift to sustainable energy and particularly to renewable power generation. This is true for several reasons. Most notably, along with transforming the transport sector, EVs present a viable opportunity to introduce much higher shares of renewables into the overall power generation mix.

EV charging can create significant additional electricity demand. This can be met practically and cost-effectively
with renewables, including solar and wind power fed into the grid. Such developments offer a tantalising prospect – particularly for cities – to decarbonise transport while also cutting air and noise pollution, reducing fuel import dependence and adopting new approaches to urban mobility.

Global electric vehiclei (EV) uptake is on the rise, propelled by declining battery costs, increased awareness, and
favorable government policies. EVs are attracting interest worldwide for their role in reducing carbon emissions and
local air pollution, but most progress to date has been concentrated in China, the United States, and Western
Europe. Despite low EV numbers in the Caribbean, several factors make the region ideal for expansion. Caribbean
islands are heavily dependent on oil imports, which makes fuel expensive and exposes them to oil price and foreign
exchange risk. Transport sectors account for a large share of energy consumption. Renewable energy potential is
abundant, meaning the environmental benefits of EVs can be maximized over time. And Caribbean islands are
vulnerable to natural disasters and can benefit from the ancillary resilience services of EVs. Finally, Caribbean
islands are small, naturally mitigating range anxiety and requiring less extensive charging networks.

This business roundtable was held with local authorities, public transportation operators, bus manufacturers, and financial entities to discuss technology and financing options to deploy zero-emission fleets in Medellín and the Metropolitan Area of Valle de Aburra (AMVA). The event was designed to connect different actors with the goal of promoting business deals to modernize the bus fleets in Medellín and the AMVA to zero-emission fleets. In addition to sessions featuring informational presentations, 27 bilateral meetings were held to spark and accelerate transactions between private operators and other stakeholders. The event was hosted by the Zero Emission Bus Rapid-deployment Accelerator (ZEBRA). ZEBRA is a project of P4G, implemented by ICCT and C40 Cities.

La presente investigación presenta una serie de recomendaciones de requerimientos técnicos para buses eléctricos en procesos de renovación de flota de transporte público basado en el proceso de diseño de las bases de licitación del Servicio Complementario de Suministro de Buses No LP SB001/2019 del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT) de Chile, presentadas en noviembre de 2019. Este proceso reformula la licitación que fue declarada desierta en 2018 y busca incorporar un nuevo modelo de operación, basado en la desconcentración de ciertos servicios e infraestructura que integran el sistema. El nuevo modelo establece más empresas de menor tamaño y por periodos más acotados. Igualmente, es el primer proceso de licitación de flota con tecnologías de propulsión mixtas y donde las empresas ya no serán propietarias de los activos, como buses y terminales, mientras que los buses deben cumplir con estándares de emisiones Euro VI o ser eléctricos.

El énfasis principal en los requisitos técnicos presentados para buses e infraestructura eléctrica es reducir las barreras de entrada y escalamiento de esta tecnología al igual que asegurar la interoperabilidad dentro del sistema de transporte público. A esto se suma los incentivos y condiciones favorables de la actual licitación que buscan escalar la tecnología dentro de la flota en operación. Aunque desde 2018 se han incorporado más de 770 buses eléctricos a la flota de transporte público en la ciudad, estos procesos se han dado fuera de licitaciones competitivas  dirigidas por la autoridad reguladora, aprovechando el termino de contrato de algunas concesiones. En este contexto, la Dirección de Transporte Público Metropolitano (DTPM) tiene el reto de renovar el 80 % de la flota bajo un nuevo estándar durante los próximos años, cambiar el modelo de gestión de transporte público, y cumplir con una meta de electrificación de la flota total al 2035.

Este documento forma parte de una serie de publicaciones y recomendaciones de la iniciativa ZEBRA, siendo un aporte a este último desafío de electrificación de flota, e incluyendo recomendaciones de requerimientos técnicos para esta y otras licitaciones de buses eléctricos a futuro, con la intención de servir a distintas ciudades y operadores en la región que busquen incorporar buses eléctricos a sus flotas.

Millions of used cars, vans and minibuses exported from Europe, the USA and Japan to low- and middle-income countries are hindering efforts to combat climate change. They are contributing to air pollution and are often involved in road accidents. Many of them are of poor quality and would fail road-worthiness tests in the exporting countries.

landmark, first-of-its-kind United Nations Environment Programme (UNEP) report, released today, looks at 146 countries that import used vehicles, and calls for action to regulate the trade through the adoption of a set of harmonized minimum quality standards. These would ensure used vehicles contribute to cleaner and safer fleets in recipient countries. UNEP and partners will address these issues, initially with a project focused on Africa.

uilding circularity into our economies through sustainable procurement aims to introduce the role that sustainable procurement can play to accelerate the transition to a circular economy and the shift towards more sustainable patterns of consumption and production, based on the work conducted by the United Nations Environment Programme in this field and on experience documented by partners and governments.

The document intends to inform dialogues on how best to bring more circularity in our economies at global level; it is addressed to both public procurers and policy makers, as well as corporate buyers and business leaders.

It has been developed as part of the United Nations Environment Programme work on sustainable consumption and production and continuous engagement with building circularity into our economies.

¿Qué hay de nuevo en el informe de este año?

El informe de 2020 concluye que, a pesar de una ligera caída en las emisiones de dióxido de carbono causada por la pandemia de COVID-19, el mundo todavía se dirige a un aumento de temperatura de más de 3°C este siglo – mucho más allá de los objetivos del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global muy por debajo de 2°C y hacer todo lo posible por no superar los 1,5°C –.

Sin embargo, una recuperación de la pandemia baja en carbono podría reducir 25% las emisiones de gases de efecto invernadero esperadas para 2030, según políticas vigentes antes de la COVID-19. Tal recuperación superaría con creces los recortes de emisiones previstos con la implementación de los compromisos no condicionados en el marco del Acuerdo de París, y acercaría al mundo a la trayectoria de 2°C.

El informe también analiza las actuales medidas de recuperación bajas en carbono, resume el impacto de los nuevos compromisos de descarbonización de las naciones y analiza el potencial de los sectores de aviación, transporte marítimo y estilos de vida en los esfuerzos para cerrar la brecha.

En este libro se compara, por un lado, la gobernanza del litio en la Argentina, Chile y el Estado Plurinacional de Bolivia (el denominado triángulo del litio) y, por otro, la gobernanza del cobre en Chile, el Ecuador y el Perú. El principal objetivo es estudiar las diferencias en la gobernanza de estos minerales clave para la transición energética y la electromovilidad en los diferentes contextos nacionales seleccionados. Los cambios en la gobernanza de estos dos recursos, representados en diversos hitos marcados por modificaciones normativas y la eliminación o creación de institucionalidad, demuestran el dinamismo de los modos de gobernanza de los recursos naturales a lo largo del tiempo. Se observa que la gobernanza varía entre los distintos países, entre momentos históricos dentro de un mismo país y entre los minerales. Esto se debe a las diferentes historias, patrones de dependencia, liderazgos, idiosincrasias y políticas, y a la inserción desigual en las cadenas de valor mineras a nivel regional y mundial.

El presente documento presenta una serie de recomendaciones sobre cómo se puede avanzar en la integración de la cuenca amazónica mediante algunas innovaciones e incluye algunas sugerencias sobre estrategias de políticas públicas que podrían fortalecer y expandir las iniciativas que se están llevando a cabo. Con la disponibilidad de opciones de movilidad innovadoras, donde la infraestructura, los medios de transporte, las personas, los bienes y el medioambiente se interconectan cada vez más, el objetivo debe ser desacoplar por definitivo la movilidad del consumo de petróleo.

En este texto se presentan propuestas para impulsar la electromovilidad pública en México. En el análisis se incluyen sugerencias enfocadas a una política industrial para la electromovilidad, se evalúa la política industrial automotriz actual de México y se identifican medios para promover el desarrollo de la industria nacional de vehículos de transporte público eléctricos, especialmente los autobuses eléctricos, a fin de posicionar el país como centro de fabricación de vehículos de transporte público eléctricos a nivel regional. A partir de las experiencias de México a la hora de promover la transición hacia una movilidad urbana pública más sostenible, se evaluaron los impactos de las actividades ya realizadas en sus principales regiones metropolitanas, incluidos aquellos que dichas actividades han generado o pueden generar en la economía y, particularmente, en el empleo y el crecimiento del país. Por último, se analizan la dimensión financiera de esta transición, los sistemas de cooperación público-privados y los incentivos apropiados para la promoción de nuevos modelos de negocios y su correcta operación y mantenimiento, con miras a superar una de las grandes barreras a la instalación de flotas de autobuses eléctricos comerciales: la alta inversión inicial que requiere este tipo de vehículos.