Posts

México, comienza la transición

México, al igual que otros países en la región, comienza el proceso de transición hacia la movilidad eléctrica del transporte público. En esta ocasión, ha sido en el Área Metropolitana de Guadalajara, Jalisco, donde la empresa RIVER evaluará, por un mes, la operación de un autobús eléctrico de 50 pasajeros.

El vehículo de 8.5 metros, cuenta con una autonomía de 210 kilómetros y se espera que reduzca hasta un 90% de contaminación auditiva. Según su fabricante, este vehículo tendría un 70% de ahorro contra uno semejante a gas, y entre el 85% y el 90% comparado con uno a diésel.

La evaluación de la operación será definitoria para la posibilidad de comprar otros 50 vehículos próximamente.

Conoce más: Ya circula el primer autobús a baterías en México, Arranca primer camión eléctrico en Guadalajara, Transportistas presentan unidad eléctrica.

Citymapper, la ‘app’ que se convirtió en autobús

Citymapper es una app que lleva años proporcionando información en tiempo real sobre el transporte público basándose en los datos abiertos de varias ciudades del mundo. Hace apenas dos semanas, probaba su propia línea de autobús en Londres. El trayecto, de unos cinco kilómetros, conectó de forma experimental durante dos días los barrios de Southwark y Black Friars, en el centro. Los minibuses verdes, con capacidad para 30 personas, ofrecían puntos de carga USB y mostraban a los pasajeros en pantallas digitales información sobre su trayecto y donde debían bajarse.

El proyecto piloto y gratuito ofrecía una línea alternativa de autobuses que, en función de la demanda, el tráfico y los pasajeros, proporcionaba  rutas dinámicas e incluso paradas “cambiantes” para cada día de la semana. Desde la compañía no quieren dar muchos detalles sobre el futuro de esta iniciativa: “De momento es un experimento”, explican”.

Link de la noticia

Downloads

Autobuses urbanos totalmente eléctricos: la opción viable

Resumen: los principales desafíos en los sistemas de tráfico son la huella de carbono de los vehículos, las emisiones locales, el ruido y la congestión. Los autobuses urbanos totalmente eléctricos ofrecen una solución a estos desafíos en el transporte público urbano. Al mismo tiempo, los autobuses eléctricos se abren para un costo total de propiedad (TCO) más bajo, siempre que el vehículo, la infraestructura de carga y los nuevos conceptos operativos se diseñen y se consideren juntos. Esto se basa en el hecho de que se pueden alcanzar altas tasas de utilización de los costosos sistemas de baterías en el funcionamiento comercial de autobuses urbanos eléctricos, a diferencia de los turismos privados. Los autobuses urbanos totalmente eléctricos se pueden ver como la primera introducción basada en el mercado de vehículos de carretera de propulsión eléctrica, lo que está justificado tanto en términos comerciales como medioambientales. Este documento presenta una herramienta TCO que incorpora los factores anteriores en un solo modelo TCO y está anclada al análisis de componentes, vehículos y sistema de tráfico. En consecuencia, el modelo se puede utilizar para investigar las infraestructuras de carga y los conceptos de tecnología de vehículos más económicamente factibles para un mayor desarrollo del tráfico urbano de autobuses eléctricos. El modelo indica que una combinación de sistemas de carga de oportunidad compartida con posibles componentes de transporte multimodal, y autobuses totalmente eléctricos con baterías pequeñas pero con capacidad de alta potencia proporcionarán el menor TCO. Dichos sistemas de bus eléctrico brindan el mejor valor agregado cuando se operan en líneas urbanas y secuencias de operación con la mayor utilización.