Posts

Los vehículos eléctricos de hidrógeno o “Fuel Cell Electric Vehicle” (FCEV) representan el siguiente salto tecnológico en la industria. Estos vehículo utilizan hidrógeno comprimido como combustible para generar energía eléctrica a través de un convertidor de energía de alta eficiencia, esto es, las celdas o pilas de combustible.

Fuente: BMW

Dentro de la celda o pila de combustible, se lleva a cabo un proceso denominado electrólisis inversa, donde el hidrógeno, proveniente del depósito del vehículo, y el oxígeno, proveniente del ambiente, reaccionan oxidando el hidrógeno que pierde los electrones convertidos en corriente eléctrica. Esta corriente, carga las baterías que proveen energía al motor eléctrico. Derivado de este proceso, se expulsa vapor de agua por el tubo de escape.

Esta tecnología tienen las ventajas de los vehículos eléctricos de la reducción de emisiones contaminantes y de ruido, así como las de los vehículos de combustión interna en relación a su proceso de recarga que puede durar hasta menos de 5 minutos.

Así, a pesar de las ventajas de este tipo de tecnología eléctrica, el costo y la escasez de puntos de recarga a nivel mundial, hacen que, hasta ahora, el número de vehículos sea bajo. Sin embargo, se han llevado a cabo varios pilotos y existen ya algunos vehículos para uso privado.

Fuente: Programa CUTE
Fuente: Programa CUTE

Conoce más sobre la tecnología: Coches de hidrógeno: todo lo que debe saber, Hydrogen mobility Europe , How do hydrogen fuel cell vehicles work? , Hydrogen cell vs. electric cars: What you need to know but couldn’t ask ,

Conoce más sobre los pilotos: Europa, Canadá, Costa Rica, Toyota

  • El presupuesto del proyecto es de USD $2 millones otorgados por el Fondo Verde del Clima.
  • Argentina, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Uruguay son los países que presentaron una propuesta con enfoque regional para el despliegue de la movilidad eléctrica en la región.

Ciudad de Panamá, 13 de febrero 2020. Durante los dos últimos días el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente de Uruguay (MVOTMA), junto a ONU Medio Ambiente y el Fondo Verde del Clima, realizaron el taller de lanzamiento y primera reunión del Comité Directivo del proyecto regional de preparación “Avanzando con un enfoque regional hacia la movilidad eléctrica en América Latina”.

Las jornadas tuvieron como propósito comenzar el trabajo conjunto hacia la implementación del proyecto, repasando los objetivos, los arreglos de implementación y el plan de trabajo con la participación de representantes de los países que desarrollarán la iniciativa: Argentina, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay y Uruguay.

El proyecto fue presentado al FVC en 2019 a través del programa de preparación del Fondo Verde del Clima y destaca por su enfoque regional. Persigue impulsar y acelerar la transición hacia la movilidad eléctrica en la región y se enfoca principalmente en el transporte público de uso intensivo y en flotas de vehículos (como los taxis o vehículos estatales) eléctricos e híbridos. Para esto se han planteado tres objetivos claves:

  1. Fortalecer la capacidad regional para evaluar la tecnología de movilidad eléctrica en el contexto de estrategias más amplias de mitigación del cambio climático, como las Contribuciones Nacionalmente Determinadas bajo el Acuerdo de París.
  2. Mejorar las políticas públicas y modelos de negocio habilitantes para ampliar la adopción de la movilidad eléctrica.
  3. Fortalecer las estrategias de financiamiento climático y el portafolios de proyectos asociado.

La representante del Fondo Verde del Clima destacó el liderazgo de América Latina en materia de movilidad eléctrica. “América Latina es la única región a nivel mundial que ha logrado articularse para sacar un proyecto regional que encuentre soluciones comunes para un problema común, como lo es el transporte”, enfatizó la coordinadora para la región, Jessica Jacob.

“El enfoque regional para la búsqueda de soluciones y elementos habilitantes puede ser la clave para alcanzar un punto de inflexión en el despliegue masivo de la movilidad eléctrica en sus países. A pesar de que las emisiones se generan a nivel local, los impactos se expresan y repercuten a nivel regional”, destacó el director regional del Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe, Leo Heileman.

“Este proyecto permitirá a América Latina posicionarse como una región líder en movilidad eléctrica, aprovechando su matriz eléctrica renovable para aumentar la ambición en sus estrategias de largo plazo y sus próximas NDC para mitigar el cambio climático accediendo a financiamiento del FVC” sostuvo Ignacio Lorenzo, Director de Cambio Climático del MVOTMA al comenzar el encuentro.

Este proyecto tiene una duración de 24 meses y un presupuesto de USD $2 millones otorgados por el Fondo Verde del Clima y será implementado por ONU Medio Ambiente.


Madrid, 12 de diciembre 2019. Los hallazgos y recomendaciones de la tercera edición del reporte regional sobre movilidad eléctrica en América Latina y el Caribe fueron presentados en la Conferencia de las Partes (COP25), en un evento organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (ONU Medio Ambiente), el Programa EUROCLIMA+ de la Unión Europea, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la empresa multinacional española Acciona.

El reporte busca brindar una descripción integral del estado de avance de la movilidad eléctrica en América Latina y el Caribe. En este sentido, uno de los primeros puntos que destaca el documento es que, cada vez son más los países y las ciudades de la región que están desarrollando un marco legal y regulatorio para el fomento de la movilidad eléctrica.

A pesar de que la electrificación del transporte público en la mayoría de los países se encuentra en una fase piloto, en otros países ya se encuentra en una fase incipiente de despliegue, siendo este segmento el que se está electrificando a mayor velocidad. Los tomadores de decisiones de políticas públicas continúan fomentando la transición hacia el transporte público cero emisiones. La mejora en la viabilidad financiera de los autobuses eléctricos, así como la creciente preocupación por los impactos en la salud y el medio ambiente derivados de las emisiones de los vehículos de combustión en las ciudades, son los principales motivadores de esta transición. Adicionalmente, otros segmentos de transporte que están comenzando a electrificarse en la región son las flotas oficiales, flotas de reparto o transporte de carga y mercancías, así como saneamiento público. En su mayoría, consisten en proyectos piloto para evaluar el desempeño de la tecnología para un posterior escalamiento.

A pesar de que la infraestructura de recarga sigue siendo una de las principales barreras para el despliegue de la movilidad eléctrica en la región, se han identificado múltiples iniciativas puestas en marcha de este tipo de infraestructura, como la creación de corredores eléctricos.

El presente estudio demuestra que la movilidad eléctrica es una realidad y que empieza a tomar tracción en los países y ciudades de América Latina y el Caribe. Los distintos países de la región presentan múltiples posibilidades para acometer la transición a una movilidad más limpia.

“La región tiene un enorme potencial por desarrollar, que trasciende al sector transportes. La movilidad eléctrica trae beneficios integrados en el uso racional de la energía, en la calidad de aire que se respira en los centros urbanos, en las medidas de acción climática que procuran alcanzar los compromisos adquiridos por los países bajo el Acuerdo de París y puede significar un nuevo motor de desarrollo económico para la región”, destaca el documento que se publicará en los próximos días.

El representante de la Unión Europea (UE), Felice Zaccheo, destacó en su intervención que los vehículos eléctricos pueden reducir significativamente los efectos ambientales adversos de los vehículos de combustión interna, razón por la cual la UE considera importante invertir en el intercambio de experiencias, creación de capacidades técnicas y desarrollo de una cartera de proyectos en América Latina y el Caribe para alcanzar la transición energética de la región.

“Desde el Programa EUROCLIMA+ hemos apoyado el desarrollo de estrategias y análisis orientados a resultados y estudios técnicos, lo que ha resultado en dos informes del estado de la movilidad eléctrica (incluido el que se presenta hoy) y la presentación de estrategias nacionales de movilidad eléctrica en Colombia, Panamá (lanzadas) y Argentina (en desarrollo)”, destacó Zaccheo.

En esta edición se contó con la participación de asociaciones de la sociedad civil, tal como la Asociación Latinoamericana de Movilidad Sostenible (ALAMOS) y el Centro para la Sostenibilidad Urbana (CPSU). Lo cual permitió desarrollar el reporte con un enfoque desde “abajo hacia arriba” que refleja el liderazgo y empoderamiento de la ciudadanía en el desarrollo de la movilidad eléctrica.

Para descargar el resumen ejecutivo del informe haga clic aquí

San José, Costa Rica, 9 de octubre de 2019. Ministros de medio ambiente y energía, representantes de organismos internacionales, sociedad civil y el sector privado destacaron el potencial de la movilidad eléctrica para aumentar la ambición de los compromisos climáticos en América Latina, durante un evento paralelo a la reunión preparatoria de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (PreCOP25), en Costa Rica.

El transporte es responsable de 30% de la demanda mundial de energía y de una cuarta parte de las emisiones mundiales de CO2 relacionadas con la energía. Los países de América Latina y el Caribe tienen la oportunidad de reducir rápidamente el impacto del sector, ya que cuentan una de las matrices energéticas más limpias del mundo y pueden ampliar aún más la capacidad de las energías renovables.

El evento fue liderado por los Gobiernos de Chile y Costa Rica, que encabezan conjuntamente el proceso de negociación hacia la COP25, la cual tendrá lugar del 2 al 13 de diciembre en Santiago de Chile.

La ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt, y la primera dama de Costa Rica, Claudia Dobles, inauguraron el evento junto al director regional de ONU Medio Ambiente, Leo Heileman, y Horst Pilger, jefe de sector de Operaciones Regionales para América Latina y el Caribe de la Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Comisión Europea.

En el encuentro se resaltó cómo a través de la transición hacia la movilidad eléctrica sostenible los países pueden elevar el nivel de ambición en la próxima generación de contribuciones determinadas a nivel nacional (NDCs, por sus siglas en inglés) del Acuerdo de París, a presentarse en 2020, con miras a alcanzar la neutralidad de emisiones a mediados de siglo.

En el encuentro se resaltó cómo a través de la transición hacia la movilidad eléctrica sostenible los países pueden elevar el nivel de ambición en la próxima generación de contribuciones determinadas a nivel nacional (NDCs, por sus siglas en inglés) del Acuerdo de París, a presentarse en 2020, con miras a alcanzar la neutralidad de emisiones a mediados de siglo.

Mónica Araya, co-fundadora de Costa Rica Limpia y la Asociación Costarricense de Movilidad Eléctrica (ASOMOVE), enfatizó el rol de la ciudadanía y los adoptadores tempranos para acelerar el despliegue de la movilidad eléctrica en la región.

Participaron en este debate el ministro de Ambiente y Energía de Costa Rica, Carlos Manuel Rodríguez, la ministra de transición ecológica de España, Teresa Ribera, el secretario nacional de Energía de Panamá, Jorge Rivera Staff, el secretario de Estado del Ministerio de Energía de Polonia y presidente de la COP24, Michael Kurtyka.

Panel de discusión de alto nivel

El evento abordó además la importancia de los marcos regulatorios para catalizar el compromiso público y las inversiones privadas en favor de la movilidad limpia, en un panel en el que participaron el congresista ecuatoriano Esteban Albornoz, los senadores chilenos David Sandoval y Alejandro Guillier, el diputado argentino y presidente de Globe International, Juan Carlos Villalonga, y la asesora presidencial de Costa Rica, Silvia Rojas.

Representantes del sector privado destacaron la necesidad de crear mecanismos financieros y nuevos modelos de negocio para ampliar la inversión privada en la movilidad sostenible, durante un segmento en el que participaron la presidenta ejecutiva del Grupo ICE de Costa Rica, Irene Cañas, el director de política de energía y cambio climático de Iberdrola España, Carlos Sallé Alonso, el presidente del Grupo Casa de las Baterías Panamá, Juan Octavio Díaz, el jefe de gobierno y asuntos exteriores del Grupo BMW, Guillermo Areas, y la especialista principal de energía del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Sylvia Larrea.

Los mayores desafíos en materia de gobernanza, financiamiento y disponibilidad de la tecnología en la transición hacia la movilidad eléctrica fueron abordados por la directora de cambio climático del Gobierno de Costa Rica, Andrea Meza, la secretaria general de la Alianza para el Transporte Sostenible y Bajo en Carbono (SLoCaT), Maruxa Cardama, y la directora de cambio climático del Gobierno de Uruguay, Paola Visca.

En el evento, la ministra de Medio Ambiente de Chile y la primera dama de Costa Rica presentaron la iniciativa Me Comprometo, que incentivará a gobiernos, legisladores, empresas y asociaciones ciudadanas de América Latina y el Caribe a presentar compromisos en favor de la movilidad eléctrica durante la COP25.

Elevar la ambición de las NDCs a través de la movilidad eléctrica, participación de la Primera Dama de Costa Rica Claudia Dobles, PRECOP25 Costa Rica. 9 Oct 2019, Fotos: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto

La presidencia chilena de la COP25 convocó a los Ministros de Transporte del mundo a articularse para resaltar cómo a través de un mayor nivel de ambición en el sector se pueden contribuir al cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París.  La iniciativa Me Comprometo apoya este llamado.

El encuentro fue organizado con el apoyo de ONU Medio Ambiente, la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ), la organización de legisladores Globe International, FIA Región IV, SLoCaT y el programa EUROCLIMA+ de la Unión Europea.

“Ciudades y países en todo el mundo están realizando la transición de motores de combustión a vehículos eléctricos como una estrategia para mitigar las emisiones y es fundamental que podamos compartir las experiencias de los diferentes países para tomar decisiones acertadas”, añadió Claus Kruse, director del proyecto MiTransporte de la GIZ.

“En los últimos años se están produciendo importantes cambios tecnológicos y regulatorios vinculados a la movilidad eléctrica en la región. En tal sentido, presentamos en Argentina, con un conjunto de diez legisladores y el apoyo de las principales automotrices, un proyecto de ley sobre movilidad eléctrica que tiene, entre otros objetivos, una meta de cero emisiones en el transporte público para 2030”, indicó Villalonga, presidente de Globe International.

“El futuro de la movilidad eléctrica requiere de un compromiso de los gobiernos y el sector privado dentro de un marco legal y productivo adecuado. El cambio debe ser inminente si queremos un futuro más seguro y sustentable”, dijo Diego Cosentino, gerente de FIA Región IV.

Para más información, por favor contacte a:

Unidad de Comunicación para América Latina y el Caribe, ONU Medio Ambiente, noticias@pnuma.org +507 305-3182.

Portfolio Items

Downloads

“…Este informe cuantifica las necesidades de infraestructura y los costos asociados para la implementación de camiones a de batería y con celda de hidrógeno en tres aplicaciones: tractocamiones interurbanos de larga distancia, camiones de arrastre y camiones de reparto de servicio mediano. Nos centramos en los vehículos que operan en la región de Los Ángeles, California, donde se ha concentrado el interés en estas tecnologías. Evaluamos la cantidad de infraestructura de carga y reabastecimiento de hidrógeno requerida para sostener despliegues de bajo, mediano y alto volumen en cada una de estas aplicaciones, estimamos los costos de esta infraestructura para las flotas o el público, y evaluamos las implicaciones financieras para la transición a camiones de cero emisiones.”

Autores: Dale Hall, Nic Lutsey

Fuente: Consejo Internacional de Transporte Limpio

“Este informe es una actualización del informe anterior del 2017 del IVL: Consumo de energía del ciclo de vida y emisiones de gases de efecto invernadero de las baterías de iones de litio (C243). Ha sido financiado por la Agencia Sueca de Energía.

Este estudio es una revisión de literatura sobre las evaluaciones del ciclo de vida (LCA) de las baterías de iones de litio utilizadas en vehículos ligeros. La pregunta principal a responder eran las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la producción de las baterías, sin embargo, también se incluyó una búsqueda de estandarización de la metodología LCA y nueva información sobre el reciclaje y sobre los riesgos de suministro de materiales importantes de baterías de iones de litio.”

Autores: Erik Emilsson, Lisbeth Dahllöf, IVL Swedish Environmental Research Institute.

Fuente: IVL Swedish Environmental Research Institute.

“Las ventas de vehículos eléctricos y la infraestructura de carga asociada continúan expandiéndose en todo el mundo. La transición a los vehículos eléctricos es ampliamente reconocida como necesaria para la calidad del aire y la mitigación del cambio climático, y los gobiernos en todos los niveles han apoyado las primeras etapas de la conversión con incentivos, regulaciones y políticas de apoyo. Aumentar la disponibilidad de infraestructura de carga es fundamental para el mercado en crecimiento, ya que una mayor carga privada y pública es clave para hacer que los vehículos eléctricos sean tan convenientes como los vehículos convencionales.

Este documento analiza la investigación sobre el crecimiento de vehículos eléctricos de servicio liviano y la infraestructura de carga para discernir las mejores prácticas emergentes y los desarrollos futuros en el despliegue de carga. El informe resume la investigación y las tendencias en los principales mercados de vehículos eléctricos de todo el mundo, identificando oportunidades para que los gobiernos municipales respalden el crecimiento continuo de su infraestructura de carga y el mercado de vehículos eléctricos”.

Autores: Dale Hall and Nic Lutsey

Fuente: International Council on Clean Transportation

 

“Las últimas décadas se han caracterizado por procesos disruptivos que han venido a beneficiar y cambiar para bien las costumbres y prácticas del género humano. También, en las últimas décadas ocurrieron fenómenos que han perjudicado y amenazan con perjudicar aún más al género humano: el cambio climático, la contaminación aguda de ciudades, y el alto costo de la energía convencional y de la movilidad motorizada.

Este documento se enfoca en la movilidad principalmente ligera por ser la que aporta el mayor volumen de emisiones de gases de efecto invernadero y de contaminantes locales. También por ser la que más ha sido objeto de la transición hacia la electrificación. Lo anterior no demerita ocuparse también, en documentos sucesivos, de las otras formas de movilidad como el transporte pesado, el transporte público masivo, los transportes férreos, aéreos y marinos, las motocicletas y triciclos motorizados, que también contribuyen en forma significativa a los problemas que se han enumerado.”

Fuente: Iniciativa Climática México

Autores:
Daniel Chacón
Ricardo Cruz
Rodrigo Palacios
Fernando N. Ramones
Luisa Sierra Brozon

Esta guía contiene recomendaciones con el objetivo ayudar a los funcionarios públicos de nivel estatal a formular políticas integrales para el despliegue de vehículos eléctricos

Abstract document:

State governments play an important role in electric vehicle market development by complementing national actions with policies that fit local conditions. States also act as a bridge between national and city governments. To assist state-level policymakers in designing wellrounded electric vehicle policy packages, this guidebook identifies and summarizes international best practices in promoting electric vehicles.

All suggestions in the guidebook are compiled from reviews of electric vehicle strategies and policies in 32 states or provinces and major cities in India and around the world.2 These areas have been highly ambitious in seeking to bring electric vehicles into the mainstream and are leading electric vehicle development efforts in the United States, Canada, Europe, China, Japan, and India by adopting comprehensive policies to increase electric vehicle adoption. This guidebook identifies an effective strategic approach and selects policy actions that can be applied by state-level governments in India. Specifically,
this guidebook:

• Introduces an electric vehicle policy development cycle, which state governments can follow in both electric vehicle promotion and stakeholder integration.
• Details the five components of this policy cycle, which policymakers can use to establish a strong electric vehicle strategy: identifying the electric vehicle development opportunity, understanding the barriers hindering the diffusion of electric mobility, developing an electric vehicle policy package, implementing policies, and evaluating policy outcomes.
• Recommends 83 policy actions to address five market barriers for electric vehicle development.
• Links recommended measures with real-world practices via a case study.

Battery electric vehicles and plug-in hybrid electric vehicles are covered in this guidebook. Fuel cell electric vehicles are not included because the technology and infrastructure for them is at a nascent stage. The content of this guidebook applies to all vehicle segments—private, public, and commercial ownership—and includes two-, three, and four-wheelers.

Prepared by: Aparna Menon, Zifei Yang, Anup Bandivadekar from International Council on Clean Transportation.

En camino hacia el transporte inteligente y limpio: varios escenarios

Hay dos grandes movimientos obvios de relevancia para la visión de la infraestructura de carga, a saber, el mayor desarrollo del transporte eléctrico (automóviles, furgonetas y autobuses) y el avance hacia una movilidad más inteligente y cada vez más autónoma. Las incertidumbres relacionadas con el ritmo y la dirección de las transiciones hacia una economía baja en carbono y la movilidad autónoma siguen siendo altas. Se solicitó a Ecofys y la Universidad Tecnológica de Eindhoven que realizaran un estudio de escenarios que examinara las variables clave relacionadas con el desarrollo de la infraestructura de carga con el fin de proporcionar aclaraciones, indicaciones y fundamentos. Esta visión se basa en elementos de ese estudio de escenarios. Se ha formulado una agenda de políticas (capítulo 7) que proporciona una perspectiva de acción hasta 2020 para permitir la implementación de esta visión.

Núcleo de la visión

Alojamiento óptimo del transporte eléctrico inteligente en los Países Bajos
El objetivo es garantizar que la infraestructura de carga se adapte al desarrollo del transporte eléctrico en los Países Bajos. Esto significa asegurarse de que haya una infraestructura de carga adecuada disponible para evitar obstaculizar el aumento en el número de vehículos eléctricos.

Aprovechando las oportunidades económicas

El transporte eléctrico se ha desarrollado rápidamente en los Países Bajos. Como resultado, los Países Bajos es actualmente el favorito internacional en cuanto a vehículos eléctricos, incluidos los autobuses y medios de transporte más pesados, y la infraestructura para ellos. Esto crea muchas oportunidades para las empresas, y tenemos la intención de capitalizarlas a nivel internacional a través de misiones económicas y mediante programas como Partners for International Business con Alemania, EE. UU. Y la India, que posiciona a este sector en
mercados prometedores en el exterior.

En el camino hacia un caso comercial rentable

En los próximos años, trabajaremos en una situación en la que el argumento empresarial para cobrar la infraestructura sea rentable. Esto también requerirá que el gobierno cambie su papel con respecto al desarrollo de la infraestructura de carga para el transporte eléctrico. En la presente fase de incentivación, se están realizando esfuerzos a través, entre otras cosas, del Green Deal for Publicly Available Charging.

Infraestructura, para lograr una mayor reducción de los costos y precios a través de la innovación, la mejora de la eficiencia y el fomento del despliegue y la ampliación. El Green Deal garantizará que la infraestructura pública pueda desarrollarse aún más en los próximos años, incluso sin incentivos gubernamentales directos….”